Asia 360 Corea del sur Cultura K-news

5 sectas religiosas de Corea que podrían inspirar ‘Hellbound’

5 sectas religiosas de Corea que podrían inspirar ‘Hellbound’

La nueva producción de Netflix, Hellbound, no está tan alejada de la realidad de algunas sectas religiosas de Corea del Sur. Por eso, aquí te contamos los casos más polémicos.

Por: Iyari Luna

¿Te has preguntado si lo que viste en Hellbound podría pasar en la realidad? Si nunca te pierdes el estreno de un drama seguramente ya lo habrás visto o estarás en proceso de terminarlo. Esta serie probablemente despertó tu curiosidad sobre las sectas religiosas en Corea del Sur, por ello, te hablaremos de algunas.

1) Odaeyang y el supuesto fin del mundo

El 29 de agosto de 1987, en una fábrica de la ciudad de Yongin, Gyeonggi-do, fueron encontradas sin vida 33 personas, incluyendo niños y adolescentes. Se trataba de integrantes de la secta Asociación Odaeyang Co. y su presidenta, Park Soon-Ja, quienes creían que el mundo llegaba a su fin. No se sabe qué pasó en realidad, pero la policía tiende a considerarlo una muerte planeada por las propias víctimas. 

Park pedía prestadas grandes sumas de dinero con el pretexto de ayudar a la gente, sin embargo, recibió denuncias por fraude y por usar la violencia cuando se le reclamaba. Semejantes a ella, las personas en su organización acumulaban deudas. La decisión final de la policía indicaba estos hechos como razones de los integrantes del grupo para terminar con su vida. Odaeyang es, sin duda, uno de los casos de sectas religiosas más polémicos en Corea del Sur.

De acuerdo con The Diplomat, a este culto perteneció Yoo Byung-eun, líder de la Secta de la Salvación, pero él mismo lo negó. En el 2014 se convirtió en fugitivo de la policía, acusado de negligencia y corrupción.

¿Por qué? Yoo era el dueño de la empresa a la cual pertenecía el ferry Sewol (el capitán también formaba parte de la secta), que desapareció bajo las aguas del mar en abril de ese mismo año, ocasionando una de las mayores tragedias humanas en Corea del Sur. Las autoridades encontraron el cuerpo del empresario y dirigente el 12 de junio, en Suncheon. Nunca se supo la causa de muerte debido a su avanzado estado de descomposición.

Te puede interesar: 5 datos que debes saber sobre Hellbound, la serie que aterra Netflix

2) Shin Ok-ju y la isla Fiji

En julio de 2018, la policía arrestó a Shin Ok-ju en el aeropuerto de Incheon ante las denuncias por secuestro, abusos físicos y sexuales, y explotación, de cinco personas pertenecientes a la religión de la cual Shin era líder, la Iglesia Cristiana Grace Road. Durante años se dedicó a convencer a 400 personas en total de que una hambruna azotaría el país, incitándolos a abandonar el lugar y huir a la isla de Fiji, donde fueron secuestrados y sometidos a los delitos que se les imputaron a ella y a sus cómplices.

Después de recibir y ser testigos de los actos más crueles, entre ellos, abuso infantil y violaciones a mujeres, las cinco personas lograron escapar. Así lograron notificar a las autoridades de los crímenes cometidos en la isla.

3) El caso de la alerta roja por COVID-19 en Corea del Sur

Una de los casos de sectas religiosas de Corea del Sur que probablemente conozcas es el de la Iglesia de Jesús Shincheonji. Con seguridad la recordarás por celebrar misas multitudinarias en febrero de 2020, provocando que el hasta entonces controlado virus se propagara en el país.

El asunto es mucho más largo. Al comienzo de la pandemia, el líder afirmó que esta era una “prueba de satanás”, mientras ellos eran los elegidos para derrotar al mal; nada bueno aportó la idea de enfermedad como sinónimo de debilidad en el grupo.

La iglesia afirmó colaborar con las autoridades al entregar una lista de sus integrantes para su seguimiento médico. Sin embargo, se demostró el ocultamiento de nombres, desencadenando un allanamiento, un contagio masivo, una demanda del alcalde de Seúl hacia el líder, un breve arresto y, finalmente, una disculpa por parte de este último.

El hombre en cuestión, Lee Man-hee, dice ser el Mesías reencarnado y, por lo tanto, inmortal. En sus palabras, Jesucristo se le apareció como una “brillante figura celestial”, lo llaman el “Pastor prometido” y aseveran que solo él puede interpretar las metáforas de la Biblia. La secta, fundada en la década de los 80, asegura tener en sus filas a 250 000 seguidores.

Puedes leer: Hellbound: conoce a los personajes que te llevarán rumbo al infierno

4) Un imperio religioso

Creada en 1975, la Secta Moon o Iglesia de la Unificación del Cristianismo, se basa en matrimonios masivos celebrados entre sus integrantes, llamados “moonies”, según la decisión del líder y su “teoría de la unificación”. Su doctrina se encuentra en el libro El principio divino, en él niegan la cruz como símbolo, aclaran la presencia de Satán en la Tierra en forma del comunismo, contra el cual mantienen una cruzada financiada con todo el imperio económico del creador de este culto, entre otros aspectos.

¿Pero quién es la cabeza? De nombre original Moon Yong Myung, cambiado a “Moon Sun Myung”, lo consideraban el nuevo Jesucristo antes de morir, el “Nuevo Mesías”, o el “Señor de la segunda venida”, el siguiente en la línea después de Jesucristo y Adán. De acuerdo con sus ideas, si el conocido “hijo de Dios” no hubiera muerto y se hubiera casado, él y su esposa serían los padres de la humanidad. Ante la falta del Mesías más conocido de la época de los romanos, Moon planeaba sustituirlo junto con su esposa, la “Nueva Eva”.

Moon Sun Myung nació en 1920 en la actual Corea del Norte, antes de la dominación del comunismo. Según contaba, Jesucristo se le apareció a los dieciséis años para encomendarle la misión. Fue así que a los cuarenta ya se había casado tres veces, y su cuarta esposa tendría 18 años. Ahí comenzaron sus andanzas “fomentando” la familia.

Lo sorprendente son sus pasos en la política. Estableció relaciones con gobiernos y funcionarios, sobre todo en Estados Unidos, fabricando armas en apoyo a la lucha contra el comunismo, de acuerdo con Pepe Rodríguez en su libro El poder de las sectas, y apoyando a la “nueva derecha” norteamericana, según Juan de Montemayor en La secta Moon. Carrera política y estrategia internacional. Sin embargo, una evasión fiscal en el mismo país le valió un año en la cárcel.

Por otro lado, los reclutamientos de la secta consisten en invitaciones a eventos tan comunes como el día de las madres o simples conferencias. Incluyen charlas, falta de sueño y ayuno en una casa, hasta lograr vencer la voluntad del individuo.

Muchos han acusado al grupo religioso de alejar a las personas de sus familias mediante la afiliación a dicho grupo. Pero uno de los métodos más controversiales se ha relatado como “terapias de pareja”, en donde se golpean unos a otros hasta librarse de sus pecados, para finalmente irse con folletos de recomendaciones sobre cómo realizar prácticas sexuales según el criterio del líder.

5) Marcha anti-medidas COVID-19

En agosto de 2020, la Iglesia del Amor Máximo organizó una manifestación en las calles de Seúl y en el barrio en donde se encuentra su lugar de reunión, para protestar contra las normas de distanciamiento social. A cambio, su líder prometió la sanación a los enfermos de quienes asistieran, y calificó las muertes por el virus de patrióticas. Dos días después dio positivo a las pruebas de COVID-19.

Su líder es Jun Kwang-hoon, considerado ortodoxo o de extrema derecha, acusado de homofobia, xenofobia y racismo, y fan de Donald Trump. Ha dado declaraciones controvertidas, como tachar al presidente Moon Jae-in de ser espía norcoreano, pedir su destitución “por mandato divino”, acusar al gobierno de falsificar pruebas de COVID-19 para dañar a sus feligreses, declarar un comunismo en Corea del Sur similar al de los años 50, además de amenazar con matar a Dios si lo molestaba.

Quizás te puede interesar: Hellbound, del director de Train to Busan, nos lleva al infierno a través de Netflix

Así que cuéntanos, ¿ya conocías estas sectas religiosas de Corea del Sur? ¿Qué otras conoces?

Comentarios
About Author

Redacción K-Magazine

X