Bollo chino de piña, pero… ¿sin piña? 

September 14, 2020
2217
Compartir

 

Sí, así como lo lees. El bollo chino de piña no contiene como ingrediente esta deliciosa fruta. Sigue leyendo y entérate por qué este riquísimo pastelito dulce es tan popular alrededor del mundo.

 

Por Estefany Saucedo



Con una corteza crujiente, pero con una consistencia suave y esponjosa en el centro, el bollo chino de piña es uno de los alimentos base dentro de la cocina tradicional china. 

El bollo de piña, conocido en cantonés cómo bo lo baau, fue creado por primera vez en Hong Kong en los años sesenta. Este pan debe su nombre a la corteza superior que posee, pues se asemeja a la consistencia de la piña. 

Por supuesto que en cuanto a sabor, nada tiene que ver con lo cítrico, ya que este bollo es completamente dulce. La explosión de sabor juega con tu paladar ya que al morder la cobertura crujiente tipo galleta, se desmorona poco a poco en tu boca al mezclarse con la consistencia suave del bollo.  

En la forma de preparación tradicional puede llevar hasta veinticuatro horas, lo que le ha dado el merecido reconocimiento alrededor del mundo. Actualmente es patrimonio cultural inmaterial de Hong Kong. Además este bollo es ideal para acompañar el desayuno o la merienda con té

Si eres un k-lover que ama experimentar en la cocina, aquí te dejamos los pasos a seguir para preparar tus propios bollos de piña en casa. Esta receta es para aproximadamente 16 porciones. 

 

https://www.instagram.com/p/CAM183VjjVI/?utm_source=ig_web_copy_link

 

 

Ingredientes:

 

El Tang zhong es una mezcla que se realiza para obtener una consistencia de pan mucho más suave. 

 

Para ello se necesita: 

  • ½ taza de agua 
  • 2 cucharadas de harina de trigo



Para la cobertura:

  • 1 ½ de harina para pastel
  • ½ cucharadita de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ taza de mantequilla 
  • 2 yemas de huevo a temperatura ambiente 
  • ½ taza de azúcar
  • una pizca de sal

 

Para la masa del bollo:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de harina para pastel
  • 2 cucharaditas de levadura
  • ¼ de taza de crema en polvo (coffee mate)
  • 1 huevo grande
  • 1 taza de leche 
  • ⅓ de taza de azúcar 
  • 4 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de sal

 



Modo de Preparación

 

Comenzamos con el Tang zhong:

 

Se mezclan los ingredientes hasta tener una consistencia homogénea. Posteriormente se colocan en un recipiente a fuego bajo, batiendo por aproximadamente cinco minutos hasta conseguir una mezcla espesa. Finalmente se deja enfriar. 

 

Para la cobertura:

  • En un mismo tazón se mezclan la harina, el polvo de crema, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y la sal.
  • En un bowl para batidora se mezclan el azúcar y la mantequilla a velocidad media y cuando se obtenga una consistencia esponjosa y suave se agrega el huevo para continuar batiendo hasta que se incorpore por completo.
  • Finalmente, se baten ambas mezclas hasta formar una pasta suave. 
  • En una superficie plana se hace una bolita con la masa y se aplana. Se envuelve en plástico para llevar al refrigerador durante treinta minutos. Esto se hace para enfriar la masa y sea mucho más fácil de manipular. 
  • Después del refrigerio, la masa se corta y prensa en círculos pequeños. La clave en este paso es dejar las rodajas delgadas para que al hornearse queden mucho más crujientes. 

 

Finalmente, para los bollos:

 

En un recipiente pequeño se mezcla la levadura con azúcar y leche tibia. En este paso es importante que la leche esté a temperatura caliente para que la levadura se corte. 

En otro bowl se mezclan las harinas con los ingredientes restantes, a excepción de la mantequilla y el huevo, hasta tener una consistencia uniforme. Después se agregan la levadura y el tang zhong y se mezcla todo durante diez minutos.

 

El paso siguiente es añadir el huevo y la mantequilla y amasar durante otros 15 minutos o hasta tener una masa suave y elástica. Cuando esto ocurra, se debe cubrir con plástico y dejar reposar durante cuarenta minutos. 

 

Y después de este tiempo viene lo divertido que es formar las bolitas para los bollos y se ponen en tazones o moldes engrasados. Finalmente se les añade el sombrerito de cobertura y se mete al horno precalentado a 350 grados durante 20 minutos o hasta que los bollos hayan duplicado su tamaño. 

 

Si se desea una cobertura más crujiente se puede añadir una cobertura de huevo antes de que los bollos se metan al horno. 

 

¡Y listo!

 

https://www.instagram.com/p/CAkb6_PHQbk/?utm_source=ig_web_copy_link

 

 

Si tienes antojo de este riquísimo pan pero no quieres prepararlo tú mismo, no pasa nada. Aquí en Latinoamérica este es uno de los pastelitos imprescindibles en las panaderías chinas. Así que ubica la que tengas más cercana a casa y no te quedes con las ganas de probarlo.