Asia 360 Corea del sur Cultura K-Dramas K-news

¿Por qué en Corea del Sur quieren cancelar Snowdrop?

¿Por qué en Corea del Sur quieren cancelar Snowdrop?

El Kdrama Snowdrop, ambientado en 1987, acaba de estrenarse. Sin embargo, en Corea del Sur la polémica sigue; esta vez incluye una petición a la Casa Azul para suspenderlo.

Por: Iyari Luna

Después del estreno del primer capítulo de Snowdrop, en Corea del Sur comenzó una petición dirigida a la Casa Azul, a favor de cancelar la serie. En opinión de los firmantes, ocasiona una idea errónea sobre el Movimiento Democrático de 1987. Pero, ¿cuáles son las principales razones? A continuación, te las contamos:

1) ¿En qué consistió el Movimiento Democrático de 1987?

Empecemos por lo básico: ¿qué sucedía en 1987?

Después de la independencia de Corea y su posterior división en norte y sur, esta última estuvo bajo el régimen de tres dictaduras: la de Syngman Rhee (1948-1960), Park Chung Hee (1961-1979), y Chun Doo Hwan (1980-1988). 

En 1986 los ciudadanos no elegían al presidente, sino un colegio electoral, es por ello que estudiantes, obreros y otras organizaciones comenzaron a manifestarse pidiendo elecciones libres. En los siguientes meses se les unieron más personas de distintos niveles socioeconómicos. 

Al siguiente año, en 1987, las muertes de dos estudiantes, uno a base de torturas (Park Jeong Cheol), y otro víctima de un golpe de granada de gas lacrimógeno (Lee Han-yeol), generaron mayor descontento. Finalmente, el gobierno aceptó realizar las primeras elecciones libres de Corea del Sur para diciembre, y las manifestaciones terminaron.

También puedes leer: 3 datos históricos que debes saber antes de ver Snowdrop.

2) ¿Romantizar a un espía norcoreano?

Pero, ¿por qué un sector de la sociedad surcoreana quiere cancelar Snowdrop? En primer lugar, no es el primer drama o película que habla de espías norcoreanos, o simplemente de norcoreanos, Crash Landing on You y Secretly, Greatly ya habían tocado el tema.

Sin embargo, Snowdrop genera más polémica por el contexto histórico en el cual se sitúa y por el trato a sus personajes, especialmente con Lim Soo-ho (Jung Hae-In).

Mientras en el extranjero podemos ver a Lim Soo-ho sólo como el galán de la historia, algunos surcoreanos lo consideran una falta de respeto hacia las víctimas de la dictadura.

En opinión de los críticos y críticas de Snowdrop es darle credibilidad a las acusaciones infundadas del gobierno dictatorial sobre los manifestantes como espías norcoreanos y comunistas, de acuerdo con Yonhap

En el Kdrama, Soo-ho es confundido con un manifestante del movimiento pro democracia. Lo que, para algunos espectadores surcoreanos, supone una posible relación entre Norcorea y el Movimiento Democrático de 1987; y transgrede el significado del suceso histórico.

“La creación de un personaje como Soo-ho parece un giro incómodo de nuestra trágica historia”, mencionó un usuario surcoreano a The Korea Times.

3) La acusaciones de la dictadura contra el movimiento

Desde el punto de vista histórico y de algunos surcoreanos, en ciertas ocasiones la trama de Snowdrop dan la impresión de favorecer a la dictadura.

Tal es el caso del agente de inteligencia Lee Kang-moo, y el director Eun Chang-soo, de la misma institución. Algunos espectadores coreanos acusan al Kdrama de retratarlos como personas rectas y con valores, cuando en la vida real, los agentes de inteligencia cometieron diversos crímenes contra los manifestantes.

Además, no sólo 1987 es un episodio delicado en la historia de Corea del Sur, durante la década los 80, varios momentos estuvieron marcados por conflictos sociopolíticos, la dictadura y la represión. 

Uno de ellos fue la “Masacre de Gwangju” en 1980 (similar al 2 de octubre en México, pero en toda una ciudad por 9 días). Durante las protestas, el gobierno acusó falsamente a los manifestantes y a cualquier otra persona aliada suya de ser comunistas o espías norcoreanos. Con el Movimiento Democrático de 1987 se repitió esta práctica.

“Nuestra historia real nos dice que numerosos estudiantes que formaban parte del movimiento prodemocrático de Corea del Sur fueron torturados y asesinados, luego de ser acusados ​​falsamente de espiar para Corea del Norte”, confesó un usuario surcoreano sobre la trama de Snowdrop a The Korea Times.

Para los surcoreanos, la etiqueta de “espía norcoreano” o “comunista” no sólo produjo miles de víctimas, sino que también agudizó las relaciones con el país del norte. Por ello, no debemos olvidar el pasado bélico entre las Coreas, las tensiones norte y sur, y las violaciones de derechos del régimen norcoreano.

4) Los personajes del movimiento democrático

La polémica de Snowdrop también abarca el claro romance que se vislumbra entre los personajes principales. Además de las críticas contra el nombre del personaje interpretado por Jisoo, de BLACKPINK.

Antes de cambiar a Eun Young-ro, Young Cho era el nombre de la protagonista. Sin embargo, los usuarios protestaron ante la referencia a Chun Young Cho, una activista del Movimiento Democrático de 1987.

Para los espectadores surcoreanos, el romance entre una protagonista que recordaba a Young Cho y un espía norcoreano era insostenible. Pues se debe tener en cuenta que el esposo de la activista fue torturado y asesinado por el gobierno, a causa de una acusación de espionaje.

“La década de 1980 no se puede explicar sin mencionar las protestas a favor de la democracia. ¿Por qué Snowdrop está tratando de menospreciar nuestro movimiento histórico presentando un personaje de espía?”, confesó un espectador surcoreano a The Korea Times.

Le puedes echar un vistazo a: Snowdrop continúa en controversia ¿JTBC cancelará el drama?

5) La supuesta relación entre norcoreanos y la oposición al gobierno

Con las incriminaciones a los civiles, la dictadura del presidente Chun Doo Hwan justificó las detenciones, torturas y asesinatos a estudiantes, activistas, obreros y gente común y corriente.

En este sentido, la aparición del personaje de Corea del Norte en el Movimiento Democrático de 1987 desató muchas críticas contra Snowdrop, por ser uno de los argumentos del presidente Chun para justificar la violencia hacia los manifestantes.

Así, algunos usuarios denunciaron que el Kdrama, al relacionar a Norcorea y las protestas, respalda, de alguna manera, la afirmación del ex dictador. 

De acuerdo con la petición, para 345, 475 personas en Corea del Sur -hasta el momento- el contenido de Snowdrop debilita “el valor del movimiento de democratización”, considerando los crímenes cometidos.

Para ellos, equivale a desvalorizar los esfuerzos y sacrificios de la gente, y a desestimar asesinatos como el de Park Jong Cheol, en el camino por lograr una democracia.

“La serie puede justificar las afirmaciones del régimen de que las víctimas son simplemente una coincidencia con su represión contra los espías norcoreanos”, reveló un funcionario de la Sociedad Conmemorativa de Park Jong Cheol.

6) El papel del Servicio de inteligencia

La representación del Servicio de Inteligencia de Corea del Sur, así como los personajes que son parte de este también fueron el blanco de críticas. 

Desde la dictadura de Park Chung Hee, E.U. colaboró en la creación de un servicio de inteligencia, la KCIA, renombrada por Chun Doo Hwan como la Agencia para la Planificación de la Seguridad Nacional. Su principal tarea consistió en eliminar mediante la fuerza cualquier obstrucción al régimen.

Como otras dictaduras en el mundo, la de Corea del Sur recurría a la violencia con la excusa de librar al país de espías de Corea del Norte y comunistas.

De manera más simple podemos llamarla Servicio de inteligencia, Angibu, o por sus siglas: APSN, ANSP, o NSP.

Las críticas contra Snowdrop se centraron en la forma en cómo se representó a este Servicio de Inteligencia. Pues en los primeros capítulos del Kdrama se presentó como una organización que simplemente cumple con su deber al defender al país. Sin embargo, en la vida real el Servicio de Inteligencia se encargó de criminalizar a manifestantes y reprimirlos violentamente.

En cuanto a los personajes, Eun Chang-soo, el director de la ANSP, también desató comentarios negativos de algunos internautas. Pues quien ocupaba su lugar en la vida real era conocido por compartir el aire opresor del régimen. En cambio, la serie muestra a una persona que sigue órdenes de sus superiores.

El siguiente personaje rodeado de revuelo es el agente Lee Kang-moo, cuyo objetivo es atrapar a Lim Soo-ho. En los primeros dos capítulos es posible ver cómo el personaje actúa con la intención de defender a su país, cuando en la realidad, los agentes perseguían y torturaban manifestantes bajo la excusa de ser espías norcoreanos.

Los boicots a los Kdramas por polémicas históricas o culturales son recientes. Joseon Exorcist, Mr. Queen y, actualmente, Snowdrop nos recuerdan la exigencia de Corea del Sur por respetar la veracidad de la historia, incluyendo a sus héroes.

Te puede interesar: ¿Se cancela? La polémica detrás de Mr. Queen, Snowdrop y otros dramas coreanos.

¿Crees que suspendan la transmisión de Snowdrop?

Comentarios
About Author

Redacción K-Magazine

X