El Barrio Chino de la Ciudad de México tiene nueva cara

January 29, 2018
4617
Compartir

Desde hace varios años, la población mexicana se suma a las celebraciones del  Año Nuevo Chino en el Barrio Chino de la Ciudad de México y, cada vez más, se ha convertido en un must de todo amante de la cultura oriental. Actualmente, el barrio se encuentra en remodelación y prepara un nuevo rostro para los más de 20 mil asistentes que se espera asistan a la celebración que dura cuatro días.   Ante la popularidad que ha tenido, el equipo de K-Magazine se acercó a las autoridades para saber qué nos espera en esta fiesta, ¡quédate a conocer la magia de la fiesta de primavera!

La llegada de la comunidad China en México

Los primeros chinos llegaron a México, aproximadamente, a finales del siglo XIX. Ellos emigraron de los problemas de pobreza y violencia que vivían en su país de origen, y cruzaron el mar para asentarse en el estado de Baja California con la idea de poder llegar a los Estados Unidos; sin embargo, no todos lo lograron y algunos se quedaron en algunas ciudades y estados del país.

Así, durante el mandato de Porfirio Díaz, cerca de 2,700 chinos fueron llevados a los estados de Oaxaca, Chiapas, Sonora y Sinaloa, al igual que otras comunidades como la coreana, para trabajar en labores agrícolas, minería, construcción del sistema ferroviario, entre otras actividades. El número de chinos que se encontraban en las comunidades de estos principales estados sufrieron situaciones de rechazo por parte de los mexicanos, principalmente por los movimientos “antichinos” y el rechazo de ser una fuerza laboral más eficiente y barata.

Con la culminación de la Revolución Mexicana, varios pobladores chinos emigraron de otros estados al, entonces, Distrito Federal. Fue de esa manera como la comunidad china comenzó su expansión por el país; muchos de ellos establecieron pequeños comercios como cafés o lavanderías, comenzando a formar una vida en la gran ciudad. En el año de 1972 se establecieron las primeras relaciones diplomáticas entre México y China, lo que permitió el crecimiento de las comunidades chinas en nuestro país.

Actualmente, la comunidad china es una de las más grandes que existen en nuestro país; con cerca de 10 mil habitantes chinos, de acuerdo con el Centro de Estudios Migratorios del Instituto Nacional de Migración (INM), esta comunidad juega un papel importante en la economía y sociedad mexicana.

El Barrio Chino más pequeño del mundo…

En los años 40 algunos inmigrantes filipinos, coreanos, vietnamitas, entre otros, se reunían en el callejón de las damas, ubicado en la calle Dolores. Uno de los chinos decidió vender comida a estos inmigrantes y así fundó el primer restaurante de comida china conocido como Shanghai; el éxito de este restaurante ánimo a otros chinos a poner sus restaurantes en la zona. Aunque hace más de un año que cerró el negocio, debido a los problemas de prostitución y drogas en el callejón de las Damas, no cabe duda que fue un pionero para los demás locales. 

Durante las décadas de los 60 y 70 se asentó una gran parte de la comunidad china en esta calle lo que terminó por darle el origen a lo que hoy se conoce como el Barrio Chino. Sin embargo, antes de ser una de las zonas más turísticas de la ciudad, llenas de restaurantes y productos provenientes de su país, este barrio fue el hogar de juegos y casinos clandestinos, así como de fumadores de opio.

El nuevo rostro

Desde su inicios, el Barrio Chino ha gozado de gran auge turístico y comercial, incluso aún cuando la calle Dolores, ubicada en el corazón de la Ciudad de México, era un paso vehicular; pero el paso del tiempo, la delincuencia, el ambulantaje y diversos factores propiciaron la decadencia de este icónico lugar.  

En 2006, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Alejandro Encinas, inauguró la primera etapa de remodelación que incluyó proyectos de drenaje, alumbrado público, pisos, guarniciones, fachadas. Asimismo autorizó la construcción de terrazas y jardines en la calle Dolores entre Independencia y Artículo 123, con el fin de transformar este acceso en paso exclusivamente peatonal.

El proyecto de remodelación se incluyó como parte de los trabajos del corredor turístico Paseo de la Reforma-Plaza Juárez, en el Centro Histórico. Desde el inicio de la remodelación, la Embajada de China en México donó un arco que estaba planeado colocarse al inicio de la calle Dolores, sin embargo éste terminó situado en la Plaza Santos Degollado y fue inaugurado en 2008 por el entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard.

El Barrio Chino de la Ciudad de México es uno de los barrios más pequeños en el mundo, pero ahora el gobierno de Miguel Ángel Mancera pretende ampliar su extensión con el nuevo proyecto de remodelación que se lleva a cabo en la zona.



La actual remodelación, que comenzó en octubre de 2017, comprende desde la calle Dolores que inicia en avenida Juárez hasta la calle Ayuntamiento, además de las calles Independencia, Artículo 123 y Victoria, que conectan al Barrio Chino y al Barrio de la luz, el último nombrado así por la variedad de locales que venden artículos de electricidad.

Con esta segunda remodelación se buscará conectar a la Alameda Central, así como la Plaza y el Mercado de San Juan. El corredor Barrio Chino de la Luz, nombre que lleva el proyecto, tiene como objetivo darle un nuevo rostro al barrio y acrecentar las visitas turísticas al espacio. Debido a la percepción de inseguridad que imperaba en la zona, la afluencia de personas en el Barrio Chino descendió a los años de auge.

 Mei Mei, locataria del restaurante Hong King, considera que esta remodelación ha sido la mejor propuesta, porque hubo un mayor presupuesto para levantar y mejorar las condiciones de la zona, con lo que esperan atraer a nuevos clientes, ya que “los que ya son de años, pase lo que pase no dejan de venir”, comenta.

El proyecto está a cargo de la Autoridad del Espacio Público y al inicio se contempló una inversión de 60 millones de pesos, la cual ha ascendido a 85 millones, así como la remodelación de 21 mil 600 metros cuadrados. Aunque el diseño lo propuso la dependencia, han consultado a los locatarios para darle el sentido nacional que buscan en el barrio. Con el apoyo se han propuesto banderines con el carácter de persona en chino (人) así como las características principales de los arcos de inicio y término.

Modelo del arco paifang

Instalación del arco paifang. El diseño original sufrió modificaciones.

La intención de este proyecto es crear un corredor peatonal turístico y gastronómico que conecte la Alameda con la Plaza San Juan. El inicio del Barrio Chino estará enmarcado por un arco (paifang) que será colocado al inicio de la calle Dolores, en Avenida Juárez, y cerrará con un arco “Luna” que marcará el fin del Barrio Chino, el cual estará situado al final de la misma calle, en Ayuntamiento.

Modelo del arco luna

La zona peatonal tendrá elementos característicos de China, habrá macetas, asientos y lámparas serigrafiadas con el nombre de la ciudad en chino  (墨西哥城). Al final de la calle Dolores y Victoria habrá un letrero 3D de Ciudad de México pero en caracteres chinos (墨西哥城). La agencia de publicidad que gestiona todo lo relacionado al Barrio Chino nos ha comentado que esta remodelación entusiasma a los locatarios porque les permite una mayor visualización y posicionamiento para la atracción de nuevos clientes que no han visitado o se han acercado al barrio por la percepción de inseguridad y abandono que predominó y caracterizó a la zona por años.

Macetas con el título Ciudad de México en chino

El flujo de personas que se espera para la celebración del Año Nuevo Chino en el Barrio Chino durante los cuatro días es de 20 mil, acorde a las confirmaciones en el evento de Facebook. Con ello, los que lleguen a festejar al barrio podrán admirar de primera mano los cambios que se están haciendo actualmente.

Se espera que esta remodelación finalice antes de los festejos del Año Nuevo Chino, que se celebrará a partir del 16 de febrero y festeja el Año del Perro.

Si deseas mantenerte al día con los eventos de esta celebración y otros acontecimientos del Año Nuevo Chino, no dejes de leernos los lunes en #Devisitapor para estar al día con lo que sucede, así como conocer la página del Barrio Chino 

Fotos: Lucero Flores

Con investigación de: Aleida Guevara