Xi Jinping: el poder “infinito”

March 13, 2018
1292
Compartir

Xi Jinping podrá ser presidente de por vida, así lo aseguran los cambios hechos a la constitución que se llevó a cabo este lunes en China.

Hace unas semanas les compartimos el texto sobre la posible eliminación de la constitución de la oración que establece el límite a dos mandatos del período presidencial en China; el lunes, la Asamblea Nacional Popular votó casi por unanimidad eliminar dicha oración, lo que le permite a Xi Jinping gobernar hasta que la vida se lo permita.

Esa oración que limitaba la reelección y permitía a los presidentes chinos gobernar sólo por dos períodos consecutivos se introdujo en la época de Deng Xiaoping, como una medida para evitar los problemas que trajo consigo la Revolución Cultural en la era de Mao.

Además, desde tiempos de Mao, China no había tenido un personaje tan importante en la vida política que ejerciera tal influencia como lo hace Xi Jinping actualmente. Con el cambio reciente, no solo puede gobernar China hasta otros dos períodos o más, sino que tiene el control del Gobierno, del Partido Comunista y de las Fuerzas Armadas.

Aunque haya sido una decisión que se veía venir desde el Congreso del Partido cuando Xi Jinping no eligió a un sucesor como comúnmente lo hicieron sus antecesores, no deja de ser una sorpresa para muchos, ya que incluso algunos en Occidente apostaban por la transición democrática china en un futuro cercano.



Las consecuencias de este cambio y la inscripción en la constitución china del pensamiento de Xi “el socialismo chino en la nueva era” reflejan por una parte que Xi Jinping pretende continuar con la campaña de corrupción que tanto ha socavado al Partido y al Gobierno (además de seguir eliminando rivales políticos) así como trabajar en mejorar el papel de China en el exterior.

Por otra parte, dentro del pensamiento de Xi, expresa la importancia del Partido Comunista y su papel en China. Es decir, asegura la influencia del Partido dentro del gobierno, algo que se había perdido con el paso de los años (y los excesos de algunos personajes políticos).

Este cambio que le permite a Xi Jinping gobernar por otros 10 o 15 años asegura la continuación de las políticas económicas y cierta apertura comercial de China con el mundo. Actualmente tiene firmados más Tratados de Libre Comercio (21) que Estados Unidos; en su mandato lanzó la conexión de la “Nueva Ruta de la Seda”, así como la integración de China en varios foros económicos como la ASEAN.

Si bien, ya se ha visto el problema que representa la acumulación del poder en un solo individuo, será de interés internacional observar como China palea esas consecuencias con Xi.

Desde el anuncio de estas enmiendas constitucionales, el gobierno chino ha estado al pendiente en la censura de internet al eliminar frases en weibo como “Xi Zedong” o “Emperador” .