Los lusitanos invierten en foráneos

October 20, 2015
1166
Compartir

Poco a poco, Corea del Sur se ha vuelto un mercado atractivo para el fútbol europeo. Países como Alemania e Inglaterra han apostado por los jugadores del país de la calma matutina. En esta entrega, el autor nos habla sobre Portugal y cómo la ‘exportación’ de surcoreanos a las ligas del Viejo Continente, ha ayudado a elevar el nivel de una selección que se puede jactar de haber llegado a las semifinales de su mundial, allá por el lejano 2002.

Por Diego Mancera

Los clubes portugueses también se han fijado en la calidad de los futbolistas surcoreanos. Aunque sólo dos equipos se han atrevido a contratarlos, significa que el mercado asiático se vuelve atractivo. Tal es el caso de Mun Ki Hwang de 18 años, quien juega para el Académica.

En el Vitória Setúbal se encuentra el nativo de Chungju: Hyun-Jun Suk. Con su metro y noventa centímetros, el ariete supera el promedio de altura de los surcoreanos, estimado en un metro con setenta centímetros, de acuerdo con un estudio comparativo realizado por la OCDE en el 2009.

Con 24 años puede presumir camisetas como la del Ajax (2009) y Groningen, en la liga holandesa; durante un año estuvo en el futbol árabe, pero donde más cómodo se ha mostrado es en Portugal, país que lo ha visto con las casacas del Marítimo, Nacional y Vitória.



https://www.youtube.com/watch?v=u5lRvto2_Ps

La selección nacional de Corea del Sur se sitúa en el lugar 57 del ranking mundial de la FIFA, actualizado a septiembre de 2015. Es la segunda mejor selección del continente asiático, por debajo de Irán y encima de Japón.

“Corea del Sur y Japón, principal mercado asiático, tienen una facilidad de adaptación en un futbol dinámico como lo es la Bundesliga. A diferencia de los chinos y tailandeses, los surcoreanos tienden aprenden de mejor manera el alemán”, considera Humberto Morales Münstermann, especialista en futbol alemán y colaborador en El Nueve y Medio.

Para Morales Münstermann, el interés de los surcoreanos por equipos como Borussia Dortmund, Hannover, Bayer Leverkusen, Ausburgo, Mainz y Schalke se da gracias a que los asiáticos se caracterizan por saber jugar en colectivo y la gran intensidad con la que juegan cada partido. Sin importar si es amistoso.

El periodista Fernando Aramburu de El País considera que “los jugadores asiáticos tienen fama de formales, aplicados y modestos. Juegan limpio, evitan las actitudes teatrales, dominan como nadie el arte de la sonrisa”. La legión surcoreana, conforme pasan las temporadas, se incrementa en el número de sus representantes. Han dejado de ser los futbolistas exóticos para convertirse en figuras de sus equipos. El semillero Taeguk ya empezó a dar frutos.