Miyazaki nos enseña que soltar es parte de vivir en El niño y la garza

December 24, 2023
2349
Compartir
El niño y la garza de Hayao Miyazaki se estrena en México.

Hayao Miyazaki vuelve tras una década para conmovernos con El niño y la garza, una historia, que más allá de ser autorreferencial, nos invita a aceptar lo agridulce de la vida. 

Los fanáticos más fieles del Studio Ghibli y la comunidad cinéfila sintieron un estremecimiento en su corazón cuando Hayao Miyazaki mencionó su posible retiro hace 10 años. 

Para alivio de todos, un par de años después, el aclamado director japonés ya se encontraba trabajando en una nueva película. Y, tras una década del estreno de Se levanta el viento, los espectadores pueden disfrutar de su nuevo trabajo El niño y la garza.

¿Es acaso su última película? ¿Miyazaki aún mantiene su esencia? ¿Puede superar al resto de sus trabajos? Tuvimos oportunidad de verla un poco antes para resolver tus dudas.

Leer también: Hayao Miyazaki estrenó su nueva película en Japón y esto es lo que sabemos

Japón no sabía nada cuando se estrenó El niño y la garza 

A diferencia del resto, El niño y la garza tuvo mínima promoción antes de su estreno en Japón el pasado julio. Un póster y el título original en japonés Kimitachi wa Do Ikiru ka (traducido al español como ¿Cómo vives?) fue la única información que tuvo la audiencia nipona.

Y fue suficiente para alcanzar grandes números. Alrededor de 56 millones de dólares acumulados tan solo en Japón. 13 de ellos recaudados durante los primeros 3 días de su lanzamiento, de acuerdo con el sitio web Box Office Mojo

5 meses más tarde, llegó a México, pero ya no con el mismo nivel de misterio de su premiere nipona. Ahora sabemos, y porque pudimos verlo en la pantalla grande, que El niño y la garza, sigue a Mahito, un joven, quien tras la pérdida de su mamá durante un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial, lidia con su drástico cambio de vida, que claramente odia.

Con nulas ganas de sobrellevar el segundo matrimonio de su padre y la mudanza a otro pueblo, una extraña garza atrapa su atención. Tras perseguirla arduamente, termina por viajar a un mundo fantástico. 

¿El niño y la garza de Hayao Miyazaki es súper autorreferencial?

Tras una década de su última película, el público se divide entre aquellos que son sumamente entusiastas por su nuevo trabajo y quienes fijan su mirada repleta de altas expectativas.  

Y es que Miyazaki ha dejado la vara muy alta para la animación e incluso para él mismo. No por nada, se ha convertido en un (mal) hábito intentar encasillar cada uno de sus nuevos trabajos en un espacio que el público considera como “lo mejor” del cineasta. 

“Es la mejor”, “no pudo superar a…” son opiniones que normalmente resuenan entre la audiencia. Como si tras cada estreno, el objetivo fuera intentar medir cada nuevo lanzamiento con El Viaje de Chihiro o Mi Vecino Totoro.   

Miyazaki sabe el peso de su propia obra, pero se muestra confuso sobre ello. O, al menos, así parece mostrarlo en El niño y la garza, donde a ratos podría ser el tío abuelo de Mahito, solitario en lo alto de su torre, esperando encontrar un “sucesor” que continúe su legado, aunque por dentro anhele que siga su propio camino.



Y es que su nueva película, como gran parte de su trayectoria, está repleta de autoreferencias, tanto autobiográficas como de su propia filmografía. La cinta visual y narrativamente mantiene viva esa esencia que hace único al estilo de Miyazaki. Los fans pueden sentirse como ‘en casa’, ante la familiaridad de la animación, los personajes y la misma historia. 

Sin embargo, eso es algo ‘común’ en su trabajo. ¿Qué hay más allá de eso en El niño y la garza? Con temas como la aceptación de la pérdida y la libertad para decidir cómo vivimos, Miyazaki nuevamente nos muestra cómo la juventud, a pesar de resistir entre la brutalidad de su cotidianeidad, puede expandir nuestro panorama, sumamente estrecho bajo la mirada adulta, y hacernos ver nuevas posibilidades.

La esperanza de las nuevas generaciones para transformar una realidad que se cae a pedazos refleja ese deseo, y a ratos temor, por reconocer que no hay mucho qué hacer. El mundo es extremadamente caótico y no hay muchas cosas que podamos controlar, pero es posible hacer diferencias significativas con lo que tenemos.

La película, igual que el título de la novela escrita por Genzaburo Yoshino de la cual se inspiró Miyazaki, cuestiona a la audiencia sobre “¿Çómo vives?” Ya sean las decisiones y caminos que desees tomar, te asombrará saber en El niño y la garza, que aceptar nuestra propia ‘maldad’ e ‘impureza’, así como las mismas ‘imperfecciones’ del mundo es un paso complicado, pero inevitable. Pues de eso se trata la vida.

Si bien, resulta cómoda la idea de encerrarnos en nosotros mismos, en lo alto de la ‘torre’, pensando que podemos manejar la vida como si fueran ‘piezas’ de un rompecabezas, escondiéndonos de verdades que tanto nos negamos a aceptar. La realidad es que vivir es duro y en el camino es imposible no tener pérdidas y cicatrices, pero ¿acaso eso no es encanto del ‘viaje’?

También puedes leer: 8 frases de las películas del Studio Ghibli que nos inspiran

El doblaje es 10/10

Para aquellos amantes del doblaje, deben saber que en El niño y la garza participan Emilio Treviño, Alfonso Herrera, Elizabeth Infante y Valca Ponzanelli. La mención vale un apartado por sí solo, ¡porque realmente te sorprenderás al escuchar al elenco!   

No por nada, el mismo Emilio Treviño, quien hace la voz de Mahito, fue hasta la misma Asociación México-Japonesa, en Polanco, para “escuchar el soundtrack de la película” y hasta estudió la biografía del cineasta. Así lo reveló en la conferencia de prensa de la cinta. 

Y es que los fans acérrimos del cine japonés en su idioma original se asombrarán al verla en español. Claro, si le dan una oportunidad. 

“En ningún momento queríamos hacer una versión tropicalizada. Teníamos una joya que teníamos que cuidar y todos lo sabíamos”, explicó Leyla Rangel, directora de doblaje para El niño y la garza.

¿Cuándo se estrena El niño y la garza en México?

El niño y la garza llega a México este 25 de diciembre como preestreno y el 28 en todos los cines. Así que no hay mejor momento para disfrutar Navidad y Año Nuevo que ver este imperdible estreno.

K-lover, ¿te animarás a verla?