Arquitectura Norcoreana, reflejo de una sociedad de concreto

April 17, 2017
2189
Compartir

Ya hemos hablado de las maravillas arquitectónicas en Corea del Sur, su mezcla entre lo moderno y lo tradicional lo hace un país lleno de majestuosidad y, sobre todo, lo convierte en un punto de interés para las nuevas corrientes arquitectónicas a nivel mundial. Sin embargo, si se voltea a ver a las fronteras más cercanas, Corea del Norte y su infraestructura pueden ser descritas como majestuosas.

Una mirada a los cubículos de colores

La cadena CNN le ha dedicado varios reportajes y notas a la infraestructura norcoreana, pues denomina a ciudades como Pyeongyang como el “set perfecto para grabar una cinta de ciencia ficción”, adjetivos peculiares debido a las características de sus altos edificios.

El fotógrafo Rafael Oliver, en una entrevista para CNN, describe la arquitectura norcoreana como el reflejo de una cultura industrial donde las estructuras de la ciudad vibran en una atmósfera tan fuerte que es imposible compararla con nada que haya conocido.

Según Oliver, las ciudades de Corea del Norte se destacan por su estilo post-soviético, y por sus colores uniformes, pues posible observar una tendencia: pintar las paredes de colores pastel, destacando la presencia del concreto por todos lados.



Una nueva ola de arquitectos

Se dice que la gente de Norcorea es disciplinada, pero los extranjeros que tienen la suerte de trabajar o involucrarse con la cultura, y la arquitectura, consideran que esa nación va más allá de enormes cubículos de concreto, monumentos y bulevares.

Calvin Chua, profesor de arquitectura que tuvo la oportunidad de estar en Corea del Norte, señaló que durante su estancia se enfocó en inculcar las nuevas tendencias, a través de crear proyectos que resolvieran problemáticas actuales en la infraestructura del país, pues considera que una de las características más importantes sobre la gente norcoreana, es que siempre piensan en el bienestar común.

Durante su entrevista con la cadena CNN Architecture, comentó que el reto para la arquitectura moderna e incluso para aquellos diseñadores y urbanistas extranjeros interesados en trabajar en algún proyecto en aquel país, es lidiar con la gran capacidad de los arquitectos norcoreanos, pues ellos mismos son capaces de gestionar proyectos con habilidad y diligencia, pues para ellos, los resultados y la perfección son parte de la vida diaria.

 

*Fotos por Raphael Oliver.