Aeroméxico retoma vuelos a Corea del Sur y Japón

June 11, 2020
1116
Compartir

Tras casi tres meses de suspensión de vuelos nacionales e internacionales por parte de Aeroméxico como medida de seguridad ante el COVID-19, la aerolínea decidió retomar actividad en el continente asiático.  Específicamente sobre los vuelos hacia Corea del Sur y Japón.

Por Paty Pérez

Durante todo junio solo un vuelo semanal saldrá con dirección a Seúl, Corea del Sur. Mientras que los viajes a Tokio, Japón continúan suspendidos al menos hasta el primero de julio.

En el sitio web no se menciona nada sobre China, por lo cual, comprendemos que los vuelos en esa dirección continúan cancelados.

Esta medida se aplica en la mayoría de destinos ubicados en el resto de continentes. Los únicos casos críticos se encuentran en Centro y Sudamérica, pues los vuelos a Panamá siguen cancelados, así como los vuelos a Bogotá, Buenos Aires y Medellín, que seguirán suspendidos hasta septiembre.



 

¿Qué pasa si compré un boleto recientemente? 

También se actualizaron las medidas para los boletos comprados antes de marzo y los próximos que se vendan hasta el 30 de junio. Dichas medidas tendrá una vigencia al 30 de abril de 2021:

  • La reprogramación y realización del viaje de los boletos comprados antes del 30 de abril de 2020 debe suceder antes del 30 de abril del 2021.
  • Para boletos comprados antes del 1 de marzo, se aplicará la medida en fechas afectadas entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2020.
  • Para boletos comprados entre el 1 de marzo y el 30 de junio, se aplicará la medida en fechas afectadas del 1 de marzo al 30 de abril de 2021.
  • No se cobrará el cambio de fecha, cabina o ruta a menos que exista una diferencia de tarifa entre el boleto original y el nuevo, misma que deberá ser pagada al momento del cambio.
  • Si el pasajero compró un boleto no reembolsable, decide no usar el servicio y sigue sin tener una nueva fecha programada, puede expedir su Electronic Miscellaneous Document (EDM). Es decir, un voucher electrónico con el valor del boleto no usado, mismo que podrá ser empleado en la compra de un boleto futuro con vigencia de un año a partir de su emisión.