¿Cuál es el rol de la mujer en Corea del Sur?

March 15, 2022
2398
Compartir
El rol de la mujer en Corea del Sur.

Dentro del marco del Día Internacional de la Mujer hablamos de una serie de temas que quizás deberían de discutirse los 360 días del año. El papel de la mujer en el mundo. Esta vez nos toca hablar del rol de la mujer en Corea del Sur. 

Desde una perspectiva alejada, del otro lado del mundo, a través de la lectura, el cine, los dramas y hasta el K-pop, Corea del Sur nos ha mostrado un poco el rol de la mujer ante esta sociedad. Sin embargo, la línea entre la ficción y la realidad es aún muy profunda. 

Puedes leer: 6 ejemplos de violencia a la mujer en los doramas

Ser mujer en Corea del Sur

En una sociedad que avanza muy rápido en el ámbito tecnológico, los derechos de la mujer, la equidad e igualdad de género son temas todavía rezagados. Los estándares de belleza, la edad, la posición económica y hasta educativa, aunado a otra serie de aspectos, son tomados en cuenta para ser evaluada en este país. 

Con mi experiencia como mujer en Corea del Sur quisiera compartirles un poco más lo que se mira por fuera y cómo se vive en esta sociedad.

Voy a iniciar con esta referencia. La obra de la escritora surcoreana Cho Nam-joo, Kim Ji-Young, Nacida en 1982, narra un panorama muy general de lo que sigue siendo hoy el rol de la mujer en Corea del Sur y cómo ha sido su papel durante estos años. 

Historia del feminismo en Corea del Sur
Mujeres surcoreanas protestan contra la violencia de género. Foto: Flickr.

Te puede interesar: El papel de la mujer asiática: entre la lucha y las costumbres

Es sabido que desde tiempo atrás el papel de la mujer era el de ser madre. Pues no tenían derecho a estar relacionadas a los asuntos públicos, a la educación y se limitaban a ser madres de familia. 

Sin embargo, con los años estas ideologías, fundadas en las religiones que dominaban Corea como el confucianismo, se fueron desvaneciendo. Sin embargo, los derechos y la equidad de género no evolucionaron de la misma manera.  

Hay un pasaje en el libro en el que la protagonista narra que el valor de su hermano menor era mucho mayor que el de las hermanas. Todavía en la década de los 90 ́ s y principios de los 2000 se tenía esta creencia. 

Hoy en día ha cambiado la concepción en el aspecto familiar, pero aún existen acciones en el ámbito laboral, por ejemplo, que tienen mucho que trabajar. 

Corea del Sur es la nación con la mayor brecha salarial entre hombres y mujeres dentro de la OCDE. El salario promedio de los hombres surcoreanos se mantuvo un 38% por encima del de las mujeres. 

Puedes leer: Las mujeres coreanas ganan menos que los hombres

Además, el techo de cristal de Corea del Sur aún es sólido. Aquí las mujeres aún no son tomadoras de decisión, es decir, no ocupan cargos de alta dirección ni lideran empresas globales como lo hemos visto en el resto del mundo.  El número es reducido. 

Un dato que me sorprendió fue que en 2021, 1 de cada 6 mujeres casadas de Corea del Sur renunciaron a sus empleos debido a la crianza de los hijos y al casarse. El número de mujeres de 15 a 54 años que dejaron de trabajar después del matrimonio llegó a 1,45 millones en abril, según datos de Statistics Korea.

Hoy las mujeres surcoreanas están muy preparadas, sin embargo, las oportunidades de crecimiento no son muchas. Aún falta un camino muy largo por parte de las organizaciones para recibir y brindar oportunidades a las madres de familia con altos niveles académicos. 

Activistas por los derechos al aborto se abrazan fuera de las puertas del Tribunal Constitucional. / Yonhap

También puedes checar: Corea del Sur recibe el 2021 con la despenalización del aborto

El derecho de decidir

Hoy en día son cada vez más los países en donde las mujeres tienen el derecho de decir sobre su cuerpo. En Corea del Sur a penas se logró despenalizar el aborto. Sin embargo, algo que aún me sorprende es que las mujeres no pueden comprar medicamentos para prevenir el embarazo u algunos otros que tiene alto control de salubridad: como las patillas del día siguiente. 

Dichos medicamentos que en México, por ejemplo, puedes encontrar en la farmacia, en Corea del Sur tienen que ser aprobados primero por un ginecólogo.

“Hace unos dos años, Jeong Yu-jin enfrentó una situación inesperada. Después de tener relaciones sexuales sin protección el sábado por la noche, decidió tomar las píldoras del día después, también conocidas como píldoras anticonceptivas de emergencia, para evitar un embarazo no deseado al día siguiente.” 

“Y luego me di cuenta de que era domingo”, dijo la joven de 31 años a The Korea Herald. “No pude encontrar ninguna clínica ginecológica que estuviera abierta porque era fin de semana. La mayoría de las farmacias de mi ciudad también estaban cerradas”.

Como mujer me he enfrentado que, a veces, visitar el doctor sólo se trata de escuchar la indicación de una prescripción, pero no la explicación. Es como si en Corea hablar con tu ginecóloga de temas normales aún sea un tabú.

También puedes leer: “Mi vida no es tu porno”: Las coreanas gritan contra el “molka”

¿Hacía dónde va el papel de la mujer surcoreana? The economist detalla temas muy importantes y reales, hoy las mujeres se están empoderando más: denuncian los delitos sexuales y el acoso por parte de sus jefes, compañeros del trabajo, las famosas cámaras que toman fotos a las mujeres en los baños públicos. Alzan la voz contra aquellos hombres que insisten en pagar las cenas y después piden que las mujeres lo paguen de regreso de otras maneras.

Hoy las mujeres surcoreanas comienzan a poner un alto y colocan sobre la agenda nacional temas del empoderamiento y feminismo, marcando un avance en la historia de su país.


Newsletter

Newsletter



X